jueves, 18 de junio de 2009

Canción de barrios bajos…

La 25. Microestadio Malvinas Argentinas, 13 de junio.

La banda de rock stone más representativa de la Argentina presentó su quinto disco de estudio, titulado «Mundo imperfecto».



Previo al comienzo del show, la irresponsabilidad y la inconciencia primaron entre las hordas rolingas que coparon La Paternal. Al agotarse las entradas para el sector de campo, solo podían conseguirse plateas (tanto de forma anticipadas como el mismo día del recital) y gran parte de aquellos que adquirieron esas ubicaciones se arrojaron al campo poniendo en riesgo su integridad física, al lanzarse desde una altura aproximada de cuatro metros y al caer sobre unas gradas de cemento, pero a pesar de algún golpe en la caída (por suerte!!!) no hubo que lamentar ningún herido. No se puede responsabilizar al personal de seguridad por lo ocurrido ya que intentaron persuadir a los jóvenes para impedir su accionar insensato, y mucho menos culpar a la infraestructura de lugar porque la semana anterior se había llevado a cabo la presentación de Arbolito y Raly Barrionuevo sin ningún tipo de incidente.

Tras esos lamentables acontecimientos, pasadas las 21:30 las luces del lugar se apagaron. Entre música apocalíptica e imágenes de la Avenida 9 de Julio abarrotada de autos, la Plaza Constitución - a la hora pico - centro de una procesión incesante de personas y un tren que avanzaba a paso firme, se instaló en el ambiente el concepto de “Mundo imperfecto”, que la banda de Quilmes ambicionó plasmar en su último disco, aunque solo faltó para completar la idea lo vivido antes del show.

El puntapié inicial de la presentación estuvo a cargo de “Desertando”, tema que abre «Mundo imperfecto», que continuó con una sucesión del mismo disco, integrada por
“Primavera light”, “Nadie” y “Deja de ser”. “La música es la única forma de poder resistir”, fue el mensaje que exhibió Mauricio Junior Lescano (voz y guitarra) a través de una bandera que tuvo a mano durante toda la noche.

El primer gran estallido del público provino con el tema “Chica suburbana” perteneciente a «Mundo perfecto», que presentaba un mensaje antagónico al desplegado en el último disco y del que también sonaron “Escombro en la ciudad”, “Más caliente que eso” y “Dame más”. Dentro del repaso por su obra, La 25 incursionó en la placa «Con el rock en las venas» con una versión blusera de “Nena loca”, a la que se le pegó “Encerrado estoy”.

“¿Como están? Buenas noches ante todo”, saludó Junior y con su guitarra comenzó a puntear un tango que condujo a “10 mandamientos” y “Barrio viejo”. El cantante volvió a tomar la palabra para agradecerle a Leonardo Pisculichi (que estaba en el lugar) el obsequio de una camiseta de Argentinos y se dispuso a presentar a la numerosa banda que lo acompañó, incluyendo los dos integrantes nuevos: Guido que reemplazó a Poncharello, en bajo, y Marcio que entró en lugar de Noly, en batería. “A veces es difícil el camino, pero enfrentamos las dificultades haciendo lo que nos gusta, rock and roll”, manifestó en torno a dichos alejamientos, para luego introducir con la frase “Con 24 horas tal vez vivas un día, con 25 toda la vida” en el tema “Quiero 25”.

El único invitado de la noche fue el guitarrista de Heroicos Sobrevivientes, Fernando Pita, para interpretar “Así es el rock and roll” y una vez finalizado el tema, a Junior le brotó el Pomelo: “Hay que hacerle el aguante al rock and roll porque hay muy pocas bandas de rock and roll y muchas cancioncitas de radio, todos se quieren hacer el Calamaro.” En tanto que en “Hacelo de nuevo” se lo recordó al Bocha Sokol, quien solía ponerle su voz a ésta canción en vivo, y además como homenaje tocaron un extracto instrumental de “White trash” de Sumo.

La parte final del extenso show llegó con “Andrajoso”, “Suelas embarradas” (con Junior haciendo una demostración del talento futbolístico que lo llevó a jugar en la primera de Quilmes), “Solo voy” y “Hasta la victoria siempre.” En la última reflexión, Junior reprochó: “El rock está dolido por todo lo que pasa en este país. Nadie pone una moneda para el arte, solo ponen plata para hacer política. Nosotros sentimos el sentimiento de ustedes y tratamos de darles lo mejor de la forma en que podemos”, y “Mil canciones” cerró una noche que comenzó accidentada y terminó ratificando el poder de convocatoria de La 25, la máxima expresión del rock and roll stone argentino.

6 comentarios:

Cl dijo...

que triste qe la 25 sea representativa del rock stone, esto se va a la mierda.
igual, ojota que los primeros cds me gustan
besoss

Banda Soporte dijo...

Saludos querido amigo del Oeste! Nos estamos cruzando en la ruta del rock!

Banda Soporte.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Y nunca me digné a escucharla.
Fea la actitud

es_todo_lo_que_hay dijo...

Hola muchas gracias por seguir mi blog por empezar! ya que es nuevito
y lei tu nota la verdad que aveces la mayorias de los show tienen un problema si no es el audio es la gennte en fin!
bueno que tengas un lindo dia
saludos
(:

The laughs and lies's senses dijo...

Puro rock nacional, ví la entrada de la renga y me emocioné al recordar ése día.
No voy a perdonarme nunca el no haber asistido a ese recital por el cumpleaños de mi mejor amiga. ¡Podría haber llegado más tarde! pero no..Nunca le voy a fallar a alguien que quiero, qué tonta.
En fin.. re lindo tu blog.
Nos mantenemos en contacto si al ver mi blog, hay algo que te interese.
Un beso, que estés bien!

Seb dijo...

Me encantó la crítica, te hace sentir que estuviste ahí.
Sigo tu blog, muy bueno.