sábado, 23 de mayo de 2009

En medio de la sequía, la planta sigue creciendo...

La Mancha de Rolando. El Teatro Flores, 16 de mayo.

Los de Avellaneda volvieron a tocar en Capital luego de mucho tiempo y adelantaron un tema de su nuevo trabajo discográfico.



Galería de fotos

“Queridos amigos les prometemos tocar más seguido. Estuvimos grabando, un esguince por ahí también nos paró dos meses, la crisis del campo, de todo. Tengo una explicación sobre la crisis del campo, pero no hay tiempo”, insólitamente fueron las pocas palabras que el carismático Manuel Quieto esbozó a lo largo del show, con algún guiño cómplice de su habitual discurso crítico.

Tras una extensa espera que se amenizó con el audio completito de los discos «Toro rojo» de Guasones y «Ayer deseo, hoy realidad» de Ricardo Iorio, a las 9:15 se abrió el decrepito telón del Teatro y la frase “Bienvenidos a mi hogar, dijo el Rey a unos mendigos…”, perteneciente al tema “A mi hogar”, dio el puntapié inicial de una noche pletórica del rock.

La Mancha de Rolando se presentó en Capital Federal antes de la edición de su nuevo trabajo de estudio, que aún no tiene título pero si fecha de salida, la segunda semana de junio. El repertorio, que estuvo dividido en tres bloques separados por un audio de ritmos africanos, consistió en un repaso por toda la obra de la banda, haciendo hincapié en su último disco («Espíritu» de 2006) a forma de despedida y estrenaron un tema nuevo titulado “Sequía”.

En el comienzo, la banda oriunda de Avellaneda desplegó toda su potencia rockera con temas como “A vivir”, “Buscar”, “En la calle” y “San Ernesto”, pero sin dudas el que produjo el mayor desenfreno en el público fue “La planta”, uno de los primeros hits que supieron cosechar y que formaba parte de «Animal humano», aquel disco producido por Juan Carlos Tordó de la Mississippi.

Una sucesión de canciones del álbum «Espíritu», entre las que se destacaron “En la altura” (con las chicas de Pollerapantalón en los vientos), “Chino”, “Cabrón” y “Sangre”, condujo a la balada “Donde vamos” con un peculiar invitado, presentado por el Negro como: “Vicente de Lujan” y un pequeño niño se aproximó a los músicos con una guitarra criolla que era más grande que él.

Promediando el show, “La marca del sol” y “Juego de locos” se fusionaron en uno solo, en tanto que la versión power del tema de Serrat “Vagabundear” y el pulsante “Rock”, transportaron todas las miradas hacia el Tano, quien demostró todas sus cualidades con un descollante solo de batería. Luego, con toda la banda en escena, “Árbol de leva” conformó el momento instrumental de la jornada.

El último tramo del show fue contundente y arrancó con un extracto de “Down” de Guasones cantado casi a capela por Manu, al que se le pegaría “Calavera”. “Vamos a hacer un tema en Do mayor”, anunció el cantante la popular “Arde la ciudad”, uno de los tantos temas que exhiben el compromiso social de la banda. Los dos últimos de la lista fueron “Siempre esperando” (con Javier de Uva Chinche en voz, armónica y guitarra) y “Antes”.

Al finalizar el recital, Manuel Quieto bajó del escenario y fue a saludar al público, demostrando que a pesar de que la banda ha logrado trascender a nivel masivo, sus integrantes mantienen la misma humildad que en los comienzos y el contacto directo con sus seguidores, algo que generalmente no suele suceder.

VIDEOS
A mi hogar
La Planta
Regala
Sangre
Vagabundear
Siempre esperando

2 comentarios:

Danisa Pipi* dijo...

Gracias Juani!! Muy bueno!!
Las fotos tambien!
Un abrazo,
si em autorizas te subo el enlace.

Cl dijo...

si hay una banda que no me banco es la mancha de rolando, es más, me di cuenta que practicamente escucho bandas que ya se separaron..
bueno, igual gustos son gustos
besooo che!