martes, 11 de noviembre de 2008

El Soldado sigue marchando



El Soldado regresó al Oeste para seguir presentando su nuevo EP “En marcha”, en Santana Bar, y repasó todos sus clásicos, en una noche calurosa pero plagada de rock.
La fecha comenzó con una incipiente banda de San Miguel llamada El Fato Narigón que interpretaron temas propios pertenecientes a su único disco “Desde el óxido” y al final de su set se animaron a versionar “El viejo” de Pappo y “Bajan” de Pescado Rabioso.

La segunda banda de la noche fue Patrulla Parla, quien continúa exhibiendo temas de su flamante primer disco, “Eucaliptina”, entre los que sonaron “Puño veloz” y “Síndrome del trapecista”. Esta banda produjo los primeros movimientos del público, a base de un rock con influencias que transitan entre Callejeros y El Bordo, y cuenta con un cantante carismático, quien se permitió bromear: “Les quiero pedir perdón por que hoy no voy a poder bailar como acostumbro, ya que el escenario es muy chico.”

Rodolfo Luis Gonzáles, bautizado por el Indio Solari como El Soldado cuando cayó a un ensayo de Los Redondos con uniforme de la colimba, hizo aparición en el escenario pasadas las 2 de la madrugada del sábado, entre cánticos de un reducido sector del público (por suerte) que demandaba la vuelta de los Redondos y anhelaba la muerte de Gustavo Cerati, lo que creaba un clima de anacronismo puro; ya que cuesta creer que a esta altura se siga insistiendo con la rivalidad entre Soda Stereo y Patricio Rey, lo cual no tiene ningún sentido si es que alguna vez lo tuvo.



El tema que dio inicio al repertorio fue “Tren de fugitivos”, aquel que daba titulo al primer disco que tomó inusitada trascendencia, más allá de su indiscutible calidad, gracias a la participación del Indio Solari – reacio a cualquier intervención por fuera de sus bandas – en el tema “El ángel de los perdedores”, y a la colaboración de Skay Beilinson, para rememorar aquellos años en que El Soldado era plomo de Los Redondos.

El soldado ha seguido editando buenos discos y ha incursionado en nuevos sonidos sin alejarse de la fusión folk - blues, pero ninguna de sus placas ha tenido la aceptación de aquel debut discográfico que data de 1997. Justamente, los temas de ese material marcaron el rumbo del show entre los que se destacaron: “Boleto de empeño”, “La fiera”, “Balada para un hombre buscado” con un gran solo de viola hacia el final y “Polvo y blues” en la cual el cantante irónicamente le reprochó a uno de sus acérrimos seguidores para que cantara.

El Soldado también hizo una recorrida por canciones de sus otros discos con “La gran margarita” que formaba parte de « Alas Rotas » de 1998; “Pluma de águila”, “Dulce filo de mi suerte” y “Mr. Power” pertenecientes a « De Cardo y de clavel » de 2000 y “El duro” que integraba el último disco hasta ahora editado, « Visiones de un rompecabezas » de 2006.

El cierre fue sólido y contundente con un triplete de « Tren de fugitivos » constituido por “Veneno sabor miel” con todo el público coreando el nombre de la banda, luego el líder del grupo comentó que se tenían que despedir por que ya estaban pasados del horario y sarcásticamente dijo que al otro día (sábado) había que ir a trabajar, pero antes de retirarse tocaron “El ángel de los perdedores” y “Trago especial”, conformando el broche emotivo de la noche.

VIDEO
Pluma de aguila

2 comentarios:

Mariano dijo...

hola 2 cosas 1ro quiero felicitarte por que realmente conoces de lo que hablas.
2do me gustaria invitarte a la trastienda ya que veo que te tomas muy en serio tu tarbajo asi como todos los que laburamos con el soldado.

Saludos mariano

y.s.r dijo...

TODO BIEN DE 10, PERO BALA PARA UN HOMBRE NO LA TOCARON ESE TEMA ES EL ULTIMO DE "TREN"
SALUDOSphottal