martes, 10 de junio de 2014

Nico Martin en The Roxy: Desde aquí la noche no es la misma

El músico del Oeste presentó, el viernes pasado, parte de su nuevo material en Palermo.





A fines de 2013, Nicolás Martin editó un trabajo maravilloso titulado “El nocturno”, una especie de cruce interdisciplinario en el que conviven diversas ramas artísticas, y tiene a la música y al concepto de la nocturnidad como disparador. En el plano musical, esta nueva etapa que comienza con la edición de este disco lo encuentra a Nico más maduro en la composición de las canciones y profundizando aún más en el sonido pop-rock, con el que supo cosechar excelentes críticas con su álbum anterior (“Marea viva”, de 2011).

Mientras que en el marco artístico, con la dirección de arte y diseño de Emilia Pérego, el músico se encargo de reunir a 20 artistas de diversos ámbitos (Juan Pablo Cambariere, Laura Varsky, Christian Montenegro,  Hernan Paganini, Catalina Estrada, Fernando Radl, Gabriel Sainz, Adriana Perego, Dan Waisman, Matías Mahia, Cristian Turdera, Fito Espinosa, Mauro Duek, Maria Montiel, Luca Martin, Maria Elina, Pancho Tolchinsky, Pablo Stein, Alberto Montt, Yanina Arabena) para que expresen su visión de la nocturnidad y así acompañar, con ilustraciones, sus canciones.

Con esa impronta intimista y reflexiva que exhibe en el disco, el ex guitarrista de Nuca decidió abrir el show: Ubicado en el centro del escenario con una guitarra acústica y acompañado por Guillermo Hindi (piano) y el cuarteto de cuerdas (Julián Gándara, cello; Mariano Malamud, viola; Carlos Britez, violín; y Christine Brebes, violín) al que definió como “los cuatro fantásticos”, N.M. interpretó “Nocturno”, el bellísimo tema que cierra y resume el espíritu de su última producción discográfica.

“Buenas noches a todos”, saludó Nico e invitó al tímido público para que se acerque al escenario, mientras se sumaba el resto de la banda que lo acompaña desde hace un tiempo: Mauro Duek (guitarra), Alejo Lecuona (bajo) y Matías Montes (batería), y asomaron los momentos más rockeros del repertorio de la mano de “Noche absurda”, que cuenta con cierto aire britpop, y con el ritmo marcial de la intensa “Tecno”.

Si bien la lista de temas estuvo casi íntegramente conformada por las canciones de su quinto disco de estudio, el show no se torno monótono en ningún momento ya que si algo lo caracteriza a Martin no es sólo su capacidad para componer hermosas canciones sino también una habilidad para buscar variantes musicales dentro del género canción. Así en el vivo, del rock paso al pop con “Fuego”, “Viamonte” y “Cálamo” (con una letra genial: “Nada del placer nos hace daño”), en las que se pude advertir ciertas influencias de Gustavo Cerati y Luís Alberto Spinetta. 

“El tiempo es tirano en la Ciudad de Buenos Aires así que vamos a tocar dos canciones más. Disfruten-las”, bromeó con tono irónico Nicolás sobre el final del show y la dos últimas de la noche fueron la cálida “A casa” y un clásico de su discografía, “Mover”, editada en su primer trabajo solista “Girasoles de plomo”, de 2002.

Pese a algunos problemitas de sonido en el comienzo, la banda sonó ajustada y precisa como es su sana costumbre. Además, el aporte de Julián Gandara y del cuarteto de cuerdas potenció de una forma exquisita las composiciones del músico del Oeste. Una presentación corta en tiempo pero con muchos matices y sentimientos encontrados, que sirvió como anticipo de lo que será la presentación oficial, el próximo 2 de octubre.

1 comentario:

lania claudia dijo...

hello saya blog walking ne...
tolong kunjungi balik ya

http://cewebirahi.blogspot.com/
http://platinum21.blogspot.com/
http://kpoplups.blogspot.com/
http://indobokep45.blogspot.com/