miércoles, 29 de abril de 2009

El ángel de los perdedores

Santana Bar, viernes 24 de abril

El Soldado desembarcó en el Oeste para seguir presentando su Ep, «En Marcha», y desplegó todo su arsenal de clásicos.



Galería de fotos

El Soldado no mueve multitudes, a pesar de la notable calidad de sus canciones y de los músicos que las ejecutan. Suele tocar en lugares reducidos que le dan a cada presentación un marco especial. Su cantante y líder, Rodolfo “Cacho” Gonzáles, no se destaca por su carisma, es un tipo humilde y sereno que no expresa prepotencia en su tono, pero es una figura muy respetada dentro del ambiente musical, consideración que se ganó arriba del escenario haciendo lo que mejor sabe hacer, música.

El viernes, Santana Bar cambio su habitual estilo alternativo para darle lugar a la impronta de folk-blues que propone la música de El Soldado. El apasionado público, luciendo remeras, buzos y mochilas con estandartes de los Redondos como resabio de aquellos años en que “Cacho” era plomo de la banda del Indio y Skay, festejó gozosamente cada uno de los temas del brillante repertorio elegido para la ocasión.

La fecha comenzó con la actuación de Percobarocho, una banda de rock de Avellaneda formada en 2001, que logró sustraer al público de la modorra del viernes y amenizó la espera con su potente propuesta. El sexteto, interpretó temas de sus dos discos editados (“Aquel lugar” de 2002 y “Plan B” de 2005), presentó algunas canciones que integrarán su tercer placa, “Condicionando al destino”, que se encuentra en plena grabación, y además incluyó el cover de Spinetta y los socios del desierto, “Cheques.”

El show de El Soldado comenzó con dos canciones de “Tren de fugitivos”, aquel brillante debut discográfico de 1997, el primero fue el tema que da título a la placa y luego “Boleto de empeño”. Para continuar con “La gran margarita” de su segundo disco («Alas rotas» de 1999) y “Pluma de águila” del tercero («De cardo y clavel» de 2000), demostrando que en la lista reinan aquellos temas que supieron forjar el inicio de la banda.

En vivo, la banda expone un sonido más áspero y contundente sin perder la esencia folk de su música, con lo cual en el set conviven las baladas melancólicas (“Dulce filo de mi muerte”, “Mágica” y “Canción de carretera”) y furiosos coqueteos con el rock (“La fiera”, “Polvo y blues” y “Trago especial”). Sin dudas, hay dos temas que generan en el público una exaltación mayor a la usual, el mega hit “El ángel de los perdedores” y otro no menor éxito compositivo, “Veneno sabor miel”.

Con referencias que se debate entre las abatidas melodías de Bob Dylan y el costado recio de Neil Young, entre la popularidad de León Gieco y la lírica de Moris, El Soldado construyó su propia historia y se convirtió en el trovador a escuchar dentro de un género musical con poca tradición en Argentina.

VIDEOS
Tren de fugitivos
Pluma de aguila
Magica
Canción de carretera

7 comentarios:

Manolinvicio dijo...

Feliz puente, un saludo a todos y cuidain con el coche, que quiero veros de vuelta a todos.

Me gusta tu blog...con tu permiso me hago tu seguidor.

todas las hojas son del viento dijo...

Que buena propuesta esta de apoyar sobre todo a las bandas del Oeste. Si necesitas algún colaborador para criticas sobre discos o cosas por el estilo agregame al msn. Saludos y suerte che.

anndRe dijo...

graciass por el viinculo que me dejaste en mi blog jaja.. de donde son? si se puede saber...besotes, suertee

anndRe dijo...

ahahaha liissto, ya estamos entoncess, gracias

LOLA dijo...

paja tu blog....me volveré tu fan!!

sebabaran dijo...

muy completo tu Blog! Felicitaciones!
Sebastian del blog "Cap. Buscapina"

Beren dijo...

Impecable cobertura