miércoles, 28 de enero de 2009

Hey Bulldog


Nahuel Cruz Amarilla y Juanchi Espada, cantante y guitarrista de La Perra que los parió respectivamente, en una entrevista realizada minutos antes del lanzamiento de la gira por la Costa Atlántica en el Teatro de Flores, cuentan como es transitar por el under sin morir en el intento y adelantan sus planes para el 2009.

Nahuel, en casi una declaración de principios, afirma: “Ser roquero es heavy, tener una banda de rock no es para cualquiera porque tenés muchas trabas en el camino y en algún momento podes aflojar”. En tanto que Juanchi retruca toda seriedad: “¿Nos vamos a divertir esta noche, Viejo?”, mientras nos sentamos a conversar.

- Para quienes no los conocen ¿De donde proviene el nombre de la banda?

Nahuel: La banda se formó en diciembre del 2000, en plena época del “que se vayan todos”. Originalmente la banda se llamaba La Perra a secas, pero no decía nada. Y “que los parió” sonaba contestatario. Pegaba con la época. Alguien tiró: “Vamos a ponerle La Perra que los parió” y quedó. Aparte era un nombre que no te lo ibas a olvidar fácilmente.

- En 2003 fueron censurados por el Registro de Marcas y Patentes por el nombre de la banda…

N: En el Registro de Marcas y Patentes dijeron que atentaba contra la moral y las buenas costumbres, y nos rompieron las pelotas como seis meses hasta que finalmente lo aprobaron, tuvimos que juntar firmas y molestar un poco.

- ¿En algún momento se les paso por la cabeza el cambiar el nombre?

N: No, no …cabezas duras (risas). Aparte teníamos el primer disco ya hecho.

- Juanchi ¿Vos te sumaste después?

Juanchi: Si, por la mitad del primer disco, cuando La Perra todavía no tenía ningún disco editado. Llegue y grabe unos temas. Era guitarrista invitado, supuestamente. Me habían puesto ese título, que no me duró nada. (Risas) Me dijeron: “Tenés que saberte los temas porque el sábado tenemos tres fechas”. La primera toque mal, la segunda más o menos y la tercera ya me sabía los temas porque los había tocado tres veces en el mismo día. Ya estaba podrido. (Mirada cómplice)

- ¿Qué le aporto Juanchi a la banda?

N: Guitarra, porque antes yo tocaba la guitarra, que soy más guitarra de base. No había guitarra en la banda. Además le aportó mucha dinámica, ya que sabe mucho de producción. Sumó un montón cuando vino Juan.

J: Sonido le aporté. Yo soy el que hincha, hay que cambiar este equipo, hay que sacarle graves.

- Disco a disco fueron mutando el sonido ¿es algo natural que se da con los años o se proponen hacer algo distinto en cada oportunidad?

J: Está bueno que la propuesta artística vaya creciendo, aunque si lo que proponés va para atrás, está jodido. Tratamos de hacer algo que nos deje conformes a nosotros y después el público tendrá que escucharlo y juzgarlo. La banda fue cambiando, se fue poniendo más roquera, bastante más roquera, eso fue también porque hubo mucho cambio de integrantes. Y se rockeo.

N: Estábamos tratando de salir al rock aunque había tironeos digamos, hasta que finalmente salió. Ya en el segundo disco se intentó, con un sonido más rockero pero no se consiguió. Si bien las canciones nos gustan mucho, no quedamos conformes con el sonido. En el tercero buscamos sonar como en vivo, siempre hay una diferencia entre el estudio y el vivo.

J: Era el reclamo típico de los que nos venían a ver. Nos veían en vivo, “Uh! Loco, como rockean”. Escuchaban el disco y les sonaba reblandengue.

- ¿Por eso en su ultimo disco (“La suerte la fabricas vos”) agregaron la versión en vivo de “El loco del arenero”?

J: Y un poco sí…

N: Aparte porque ese tema es en vivo, no puede ser de otra manera, si bien hay un demo dando vuelta, había que mostrar lo que era el tema en vivo.

J: Es un tema que es una fiesta, no daba para ponerse a grabarlo serio en el estudio. Es honestidad brutal, era así o nada.

- ¿Y por qué reversionaron y regrabaron HDP?

N: El tema es un ícono de la banda. En el tercer disco la banda se reinventa y que mejor que demostrar eso reversionando uno de los temas principales de la banda. Había que mostrar el cambio.

J: Siempre nos gustó reversionarlo porque como la letra es muy potente no pierde sentido, al contrario cuanta más rabia más camina.

- ¿Con que bandas se identifican a nivel de influencia?

N: Hay una mezcla enorme. Todos escuchan cosas distintas. Venimos de tribus diferentes. Particularmente a mi los Stone me gustan, en especial la época de los 60 con Brian Jones. Igual soy más de los Beatles.

J: Yo también soy mucho mas Beatles por una cuestión de escuela, a mi me gusta mucho la producción, el sonido y todo eso, y los Beatles la inventaron, o sea que la producción musical existe porque existieron los Beatles, no puedo renegar de eso. La parte psicodélica de los Stones me gusta mucho. Después influencias hay de todo. Siempre trato de escuchar bandas nuevas y bandas de afuera. Hay bandas de acá que me gustan, pero el objetivo de cómo tiene que sonar la banda lo busco en las bandas de afuera, que creo es lo que hacen todos.

- ¿Quién se encarga de las letras?

N: Por suerte ahora se abrió la paleta y todos traen canciones. Juanchi, Matías, todos aportan algo… A mi siempre me gustó escribir de a dos y participar al otro. Traer una canción, que la agarre otro y la deforme un poco. Me gustó eso de toda la vida y ahora se está dando.

J: El Viejo es medio anti cantante, no es egocéntrico, deja participar a los otros… En general, en la banda todos somos así.

- ¿Cómo hacen la elección de los temas que integran los discos?

N: “Por las calles” fue por votación, en “La suerte la fabricas vos” medio que no hubo tanta votación (Risas)

J: No hubo votación, vine yo con una lista y dije: “Son estos, piénsenlo”. Y fueron esos, ni uno más, ni uno menos.

- ¿Suelen tocar en vivo temas inéditos que hayan quedado afuera de algún disco?

N: En una época si, ahora no lo estamos haciendo… quizás en algún momento vuelva la costumbre. Hay demos dando vuelta por ahí, de temas que descartamos o temas que nunca, ni siquiera, los tuvimos en cuenta para que estén en algún disco. Hay una cumbia por ahí dando vueltas…esa cumbia (Risas)

J: Eso era casi en joda… A veces mandamos demos de cosas internas de la banda para reírnos. Una vez fuimos a un bar en Temperley y escuchamos una cumbia nuestra que era en joda y nos queríamos matar, no sabíamos en que revoleo apareció ahí… Capaz que en Temperley era un hitazo (Risas)

- ¿Ya están empezando a trabajar en lo que será el próximo disco?

N: Si, ya hay canciones, hay ideas. Va a estar copado. Nos pusimos como meta empezar a grabarlo a fin de este año o agosto-septiembre-octubre…

J: Como para tenerlo para estrenar para… marzo de 2010.

- Han tenido bastante repercusión en los lugares en los que aparecieron a tocar ¿Qué les falta para dar el salto definitivo?

N: Eso es lo que nos preguntamos nosotros… (Risas)

J: Habría que hacer una encuesta en Internet, para ver si sacamos la respuesta…

N: No se, hay que ir laburando de a poco y sin pensar mucho. Igual cuando te pones a pensar que falta para estar más arriba, quizás sea suerte…

Y la suerte la fabricas vos…

N: Por eso, hay que rebuscársela…

- ¿Es su objetivo llegar a la masividad?

N: Todos laburamos de otra cosa. Algunos que tiene que ver con la música, otros no. Claro que nos gustaría levantarnos y ponernos a tocar la guitarra, estaría buenísimo… Queremos que la gente conozca las canciones, indirectamente buscamos subir escalones, pero las cosas se dan de a poco. ¿Qué falta? No se. A veces pensamos que falta el apoyo de algún medio masivo, pero, por suerte, el apoyo de la gente está, de los medios alternativos está, y, de alguna manera, el apoyo de medios grandes también está. Hay que seguir.

J: Tenemos en claro que cualquiera de las bandas grandes de acá, no hay una que tenga menos de 10, 12 o 15 años de trayectoria. O sea que en algún momento estuvieron como nosotros y le siguieron dando, no le aflojaron. Un día la gente dijo: “Che esta banda está buena”, llenaste un lugar y podes vivir de esto que esta buenísimo. Es un período que uno no maneja, lo manejan los demás. Vos vas elevando la calidad de tu material porque pasan los años y tocas un poquito mejor, sonas un poquito mejor, metes un poquito más de onda en el escenario porque tenés más horas de escenario y todo eso hace que en un momento la banda este buena.

N: Hay que tener la convicción de lo que querés. Y bancarte un montón de situaciones, como que en alguna fecha no te vaya como esperas. Hay un montón de cosas que en el camino te tenés que aguantar…

- ¿Cómo lo que ocurrió en el programa Reyes de la noche de La Mega?

N: Como eso por ejemplo, pero bueno son cosas que ocurren. Igualmente ahí no nos bancamos el forreo, de última si está todo mal, está todo mal.

- ¿Ellos los habían convocado a ustedes?

N: Ellos nos llamaron, dijeron: “Tal día empieza a sonar La perra disco bar y vamos a hacer una nota al aire”. De un momento a otro a alguien se le ocurrió decir: “No esta banda no va, porque yo no quiero.”

- Con respecto a las nuevas tecnologías (Facebook, Sonico, Fotolog, etc) ¿creen que sirven para que la gente los vaya conociendo?

J: Nosotros le damos a todo, por las dudas. Un poco porque nos gusta, otro poco porque Internet ahora es un formato más. La gente ya no va a Musimundo a comprarse el disco, lo baja y anda a saber porque razón. Tenés que estar en eso también.

N: Los medios de difusión de hoy también son un poco eso Facebook, Fotolog, My Space, todas esas cosas.

- ¿Y creen que este boca en boca por Internet puede suplir la función de un medio importante tradicional?

J: Creo que cuando tiene que pasar algo con la banda pasa, sin importar en cuanto medio salga. Obviamente el apoyo de los medios acelera el proceso, pero cuando algo es bueno no hay manera de frenarlo, más cuando es una propuesta artística. También me parece que cuando llegas escalonadamente tenés una base un poco más sólida.

- El primer disco se agotó mediante la entrega a domicilio, ¿como se les ocurrió?

N: Es un poco eso de armarte tu propio camino. Había que vender los discos, difundir a la banda y, encima de todo, pagar una deuda que nos había quedado de la grabación. Entonces dijimos: “Vamos a llevarlos a domicilio, si es lo que hay que hacer”. Uno no se puede quedar sentado a esperar que venga alguno y te diga: “Yo te voy a vender los discos, yo te voy a distribuir…” Se pagó la deuda y hay gente que conoció la banda de esta manera. Hoy es una anécdota. Además, siempre nos gusto mantener el contacto con las personas directamente, esta bueno, se genera otra onda.

- ¿Cómo los afecto lo ocurrido en Cromañón?

J: A nosotros el año siguiente a Cromañón (2005) nos mato. Veníamos bien, haciendo unos show muy buenos, mejorando en concurrencia y ese año fue devastador, fue como empezar de nuevo. A las bandas grandes no se como les fue, pero a nosotros nos pegó bastante. Ahora, los lugares para tocar, si bien cumplen con todo, son caros y como nosotros producimos nuestros show, se hace difícil.

N: A algunas bandas las frenó y otras quedaron en el camino, fue muy choto para el Rock Nacional, no solo para los músicos también para los fleteros, los sonidistas… Hay que seguir remando.

- Se viene una nueva gira por la Costa Atlántica ¿y después cómo sigue el año?

N: Vamos a llevar “La suerte…” a Mar del Plata, el año pasado estuvimos ahí y nos sorprendimos porque recién habíamos editado el disco y había gente que conocía la banda y los temas nuevos. Nunca arrancamos solos, así que me voy un poco antes para hacer unas radios. Había una promesa de Cosquín, que no creo que se dé. La idea es abrir el 18 de abril en el Teatrito, ya que queríamos abrir ahí. Después seguir haciendo Unione, que nos gusta porque es re under. - Y para terminar…

¿Quién es Gualter?


Risas…

Adivinen a qué famoso programa (de la infancia de muchos) pertenecía la siguiente canción interpretada por Pablo con saxo
video

No hay comentarios: